sábado, 6 de octubre de 2012

8 mitos sobre Venezuela y Argentina.

 

1.  Entre los argentinos existe la idea casi generalizada de que este es el único país donde la educación y la salud son gratis, muchos hasta piensan que los extranjeros venimos para aprovecharnos de la gratuidad del sistema y a hacernos de planes sociales (inexistentes) donde te regalan casa, comida y cualquier otra fantasía que les pase por la cabeza. Esta idea muchas veces está reforzada por la escuela, los medios de comunicación y el propio gobierno que también se hace eco de esas mentiras. Mucha gente no logra comprender cuando les cuento que en Venezuela el pasaje estudiantil tiene 90% de descuento y que casi todas las universidades públicas tienen comedores donde no se paga nada, a eso muchos responden "ah gracias a Chávez no?" para luego quedar atónitos cuando se les  responde que en Venezuela es así desde antes de la llegada de Chávez al poder, que la educación gratuita y la enorme cantidad de subsidios viene desde hace muchos años y no es un logro de este gobierno. 

2.  Muchos venezolanos venimos con la idea de que somos personas cálidas, amigables, de buen trato. Yo he notado que esto realmente es un mito pero no quiero generalizar en cuanto a todos los venezolanos, en particular los caraqueños creo que somos la antítesis que debería ser un habitante del trópico, creo que los caraqueños somos amargados, quienes trabajan en atención al público lo hacen de mala gana, la gente en la calle es obstinada. Siento además que los caraqueños realmente no somos fáciles para hacer amistades, cuando hacemos amigos nos volvemos intimos pero con el resto de la gente somos desconfiados, ariscos y antipáticos. 

3.  Cuando uno se queja del calor siempre te dicen que en Venezuela debe hacer más calor, esto en parte es cierto pero también tiene un poco de falso. Si bien en Venezuela no tenemos invierno rara vez se pueden experimentar en Venezuela temperaturas como las que se dan en gran parte de Argentina durante los meses de verano, existen provincias como Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Norte de Santa Fé, La Rioja, San Juan donde la temperatura puede facilmente llegar a más de 45°C de temperatura real, eso es impensable en ciudades como Caracas donde ya con 32 o 33 grados nos estamos muriendo de calor. 

4.  No existe frío extremo en las ciudades grandes argentinas. Generalmente las ciudades grandes se encuentran en la franja central, en ciudades como Buenos Aires muy rara vez la temperatura puede bajar de +1°C, el promedio en invierno en realidad va de 4 a 7 grados durante las primeras horas de la mañana y entre 11 y 16 grados durante las tardes, para nada extremo. Existen lugares aún más cálidos en invierno como toda la mitad norte litoral, y también existen ciudades más frías como Mendoza, Mar del Plata, Bahía Blanca, San Juan, etc, en esas ciudades por las mañanas suele haber heladas pero en las tardes sube bastante la temperatura con excepcionales olas de frío e incluso una o dos nevadas en el centro de esas ciudades cada año o bianualmente. Los medios de comunicación más importantes que son los que ve la mayoría de la gente emiten desde Buenos Aires y los porteños son muy exagerados con el tiempo meteorológico, hacen +3°C y ya para ellos es una ola de frío polar extremo.

5.  Al ser Argentina uno de los grandes agroexportadores del mundo uno podría pensar que acá los alimentos son baratos, pues no es así. La comida es la más afectada por la inflación y se puede llegar a gastar tanto dinero en comida como en alquiler. 

6.  Creo que uno de los mitos más grandes es que los argentinos en general son personas agrandadas y creídas, ya de por sí meter en una misma bolsa a todos los argentinos es un gran error porque son realmente impresionantes las diferencias que hay entre la gente de la Ciudad de Buenos Aires y los habitantes del interior, los habitantes del interior son mucho más introvertidos, amigables, sencillos. El habitante de la ciudad de Buenos Aires es mucho más expresivo, usa las manos y un tono de voz más alto para hablar. Incluso en lo físico se diferencian, al ser el puerto de Buenos Aires y la ciudad en sí uno de los polos de atracción migratoria europa más grandes de America en las épocas de las grandes migraciones, los porteños son más "europeos" mientras que en el interior se puede encontrar una población más mestizada. En cualquier caso ni los porteños ni los provincianos son en general personas creídas, eso es solo un mito, a veces da la impresión de que nosotros los venezolanos somos hasta más pretenciosos y creídos que ellos.

7.  Otro mito con respecto a los inmigrantes es que aquí todo el mundo se puede quedar, trabajar y vivir tranquilo así este ilegal. Esto es cierto en tanto no existe peligro latente de deportación pero una persona que vive en situación irregular sin DNI ni residencia está destinado a una vida de trabajos pauperrimos, al solo poder buscar empleos informales solo va a conseguir lo peor y por moneditas, eso en mi opinión no es vivir tranquilo ni bien.  

8.  Creo que siempre vamos a pensar que nuestro país es el mejor, el que lo tiene todo, el más diverso, el más mítico. Esto no es algo exclusivo de Venezuela, en Argentina la gente piensa lo mismo y es que estas ideas son inculcadas desde la escuela con la idea de crear sentimiento patriótico entre los ciudadanos. Pienso que hay que desligarse un poco de esta idea chovinista de que lo propio es lo mejor, ni Venezuela, ni Argentina son mejores o peores países que el resto, cada país tiene sus características que lo hacen únicos e irrepetibles.

1 comentario:

  1. Completamente de acuerdo. Y si puedo agregar algo, es que debemos ver las diferencias como algo positivo, como oportunidades para mejorar como seres humanos. Ademas las fronteras que delimitan a los paises son imaginarias, somos todos habitantes de este planeta que nacimos y crecimos en pedazos de tierra que a "alguien" se le ocurrio llamar Argentina, Venezuela, Bolivia, etc.

    ResponderEliminar